Informe Trabajo Social 2018 Por: Antonio Osejeda M.

Informe Trabajo Social 2018 Por: Antonio Osejeda M.

Trabajo Social 2018

En este informe se retomará el trabajo social realizado desde el viernes tres de agosto al domingo cinco de agosto, específicamente en la playa de San Miguel en Guanacaste. También, se expondrán los objetivos que teníamos estipulados para poder ayudar a las tortugas como a la playa de San Miguel. A su vez, se abarcarán las actividades realizadas, aprendizajes y experiencias adquiridas gracias a la oportunidad de llevar a cabo el viaje.

El trabajo social consistió en ir a la playa de San Miguel en Guanacaste que se encuentra a unas cuatro horas de distancia del colegio , con la consigna de ayudar a la playa e institución CREMA, la cual se encarga de resguardar a las tortugas durante los meses de junio y agosto. La asociación sin fines de lucro promueve campañas que implican el cuido general de la playa, evitan que las personas roben huevos de tortuga o lleven a cabo otras acciones ilícitas para beneficio propio.

Es de subrayar que esta institución está presente en distintas playas de Guanacaste y también en otros países como: Honduras, Guatemala, México, Estados Unidos, entre otros. Cuando llegamos a la playa fuimos recibidos por una representante de CREMA, la funcionaria nos instruyó en el concepto del viaje y la consistencia de la ayuda, con el fin de hacernos entender la problemática natural para realizar el trabajo de la mejor manera posible.

Las actividades que realizamos fueron distintas; por ejemplo, todo el grupo se levantó a las seis de la mañana el día sábado, realizamos una caminata en la playa y recolectamos desechos inadecuados para el espacio. Al paso de las horas llegamos a una zona considerada un estero, en donde había una gran concentración de basura, por ello nos encargamos de limpiar el sitio para dejarlo en las mejores condiciones posibles. La última actividad fue en la madrugada del domingo, dos grupos salieron a buscar tortugas;  en esta segunda salida tuvimos la oportunidad de encontrar dos especies que requerían el transporte de sus huevos al huerto, lo cual representó la culminación de uno de los fines de nuestra travesía.

En conclusión, la experiencia nos enseñó el valor de las playas y de las tortugas en Costa Rica como en el mundo entero. Nos hizo valorar a los animales y hacer conciencia para evitar una extinción masiva de especies marinas.  Así, es necesario conocer las repercuciones positivas derivadas del cuido de especies, tanto para la obtención de un planeta equilibrado o el desarrollo económico y social del territorio en general.