¿Por qué escogí Royal School? Por: Adriana Ruiz, #RoyalMom

¿Por qué escogí Royal School? Por: Adriana Ruiz, #RoyalMom

¿Por qué escogí Royal School?

La oferta educativa en Costa Rica es muy amplia, podemos encontrar Escuelas y Colegios grandes, pequeños, públicos, privados.  Cada uno con una serie de elementos en cuanto a calidad y servicio que los diferencia unos de los otros.

Sin embargo, a pesar de que la Educación en el país es regulada por varias leyes incluyendo la Ley 7600, muchas de las instituciones se valen de excusas para “aceptar” o “rechazar” a los estudiantes según su conveniencia.

Cuando visité Royal School por primera vez,  mi expectativa era igual a la que tenía de los demás colegios en donde le fue cerrada la puerta a mi hijo con excusas diversas: no hay campo, tenemos el cupo lleno para personas como él, tendrá que hacer examen de admisión, etc. 

Mi experiencia previa había confirmado que a algunas de las instituciones les interesa o las mueve el negocio, el dinero, la excelencia en lo académico y ven a los estudiantes como un número más que engrosa las cifras que indican que el Colegio es el mejor: mejor promedio, mejor promoción, etc.

Royal School fue todo lo contrario, aquí encontré puertas abiertas desde los primeros 5 minutos que conversamos con su Directora doña Mirta Brito….. “Examen de Ubicación? No, aquí no hacemos examen de ubicación, aquí damos la oportunidad a quien quiera estudiar, esforzarse y ser exitoso”….me dijo doña Mirta.

Hoy 8 años después de aquella primera visita al Royal School puedo dar fe de que lo que mueve a esta institución es el valor de la inclusión, el respeto por las personas y el otorgamiento de oportunidades educativas para quien desee superarse y cumplir su sueño.

No solamente cuentan con un personal altamente capacitado sino con personas que anteponen los intereses de los estudiantes ante los intereses de la institución.

Mi hijo encontró aquí su segunda casa, un lugar donde creyeron en él, donde se le brindaron oportunidades para explorar y explotar sus habilidades y cualidades.  Alguien creyó en él y le dio la oportunidad que tanto habíamos anhelado.

El camino no ha sido fácil, el esfuerzo la tenacidad y la actitud han jugado un papel determinante sin embargo nada hubiera pasado si aquella mañana nos hubieran cerrado las puertas como lo hicieron otras instituciones.

Hoy mi hijo está a las puertas de cumplir su sueño, graduarse, ir a la Universidad y ser una persona productiva para este país.

Por eso escogí Royal porque me ayudaron en formar una persona FELIZ, por encima de ser un mejor promedio.